Cunas de bebe. Son siempre seguras?

Hoy vamos a tratar el tema de la seguridad en las cunas. Los niños se pueden hacer daño en el dormitorio de muchas formas, pero la principal causa de lesiones en las habitaciones infantiles tiene que ver con que el bebé intente salir de la cuna.

En ese supuesto pueden pasar dos cosas: Se cae y se hace daño, fin de la historia. O consigue salir sano y salvo de la situación y pasearse por la casa con todos los peligros potenciales que conlleva. Una vez fuera de la cuna, se les pueden ocurrir tantas cosas… Se pueden subir a los muebles de la habitación, les puede dar por subirse a la ventana, o irse directo a buscar cualquier enchufe.

Debemos tener en cuenta todas esas eventualidades, sobre todo si tu hijo es un bebé inquieto. Por eso es importante hacer del dormitorio del niño un lugar lo más seguro posible y ser conscientes de los peligros potenciales que puede presentar.

Los barrotes de las cunas

Tu hijo pasará mucho tiempo en su pequeña cuna. A veces estará dormido, y otras veces estará despierto. Por eso es necesario tener en cuenta algunos factores en lo relativo a su seguridad. Es necesario que la distancia entre los barrotes sea lo suficientemente pequeña para que tu pequeño no pueda meter su cabecita entre ellos. Una medida que puedes utilizar es probar a introducir entre los barrotes una lata de refresco estándar. No debe entrar, y si lo hace tienes un problema. Además deben ser siempre verticales para evitar que los puedan utilizar para trepar por ellos.

Cuidado con las chichoneras

Las cunas actuales suelen ser bastante seguras, el problema es que, en ocasiones, somos nosotros mismos los que introducimos elementos que no siempre son seguros. Nos referimos a las famosas chichoneras. Estas pequeñas colchonetas sirven para que el bebé no se pegue coscorrones con los barrotes de la cuna. Para sujetarla a la cuna, se utilizan unos lazos que se atan a los barrotes.  Pues bien, es muy importante que esos lazos queden lo suficientemente flojos como para que el bebé no pueda usarlos como apoyo para saltar de la cuna.

Y no olvides quitar la chichonera a medida que el bebé vaya creciendo y se ponga de pie dentro de la cuna. Lo puedes considerar un mal menor. Siempre será mejor que se haga un chichón con los barrotes, antes que ponerle facilidades para escalar y que termine por caerse desde su cuna. De hecho cuando a medida que crezca dejará de necesitar la chichonera porque él mismo será capaz de moverse si le molestan los barrotes.

El colchón

Además de la elección de la cuna, también es importante que compres un colchón adecuado. Igual que pasa con las cunas, hay muchos tipos de colchones en el mercado. Muchos de ellos ayudan a combatir el síndrome de muerte súbita del lactante. Tenedlo en cuenta cuando lo elijáis. Por otra parte es bueno que te asegures de que al llegar del hospital, el colchón esté colocado en la posición más alta. Las cunas que tienen el colchón en la posición más baja son poco accesibles. Créeme, tu espalda te lo agradecerá. Más adelante, a medida que el bebé crezca, recuerda bajar la altura del colchón para evitar que tu peque se caiga de la cuna.

Accesorios dentro de las cunas

Cuando tu bebé esté durmiendo, asegúrate de quitar la almohada. Es un elemento que es mejor no utilizar hasta que el niño tenga varios años. De hecho es mejor esperar a que sea él mismo quien te la pida. Tampoco es bueno tener animales de peluche, ni juguetes en la cuna. Dentro de la cuna basta con la mantita y el bebé. Puede parecer que estas decisiones van en contra de tu deseo de que el bebé encuentre en su cuna un lugar cómodo y acogedor. Pero se trata medidas importantes para mantener seguro a tu pequeño.

Otro elemento peligroso que podemos encontrar en nuestras cunas, es el típico móvil o carrusel que se coloca sobre la barandilla. Es un accesorio muy bonito y al bebé le gustará mucho, pero es importante retirarlo cuando nuestro peque sea capaz de ponerse en pie, o alcanzarlo de alguna manera. Debemos tener en cuenta que estos accesorios para cunas, suelen tener pequeños cordones que pueden resultar peligrosos para tu pequeño. Lo importante es que queden fuera de su alcance.

Si te han gustado estos consejos sobre cunas seguras puedes suscribirte a crecequetecrece. Hazlo en el panel de la derecha, porque próximamente publicaremos más consejos que te ayudarán a mantener a tu pequeño lo más seguro posible.


Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *